Para obra hospital de la comuna 6 se deben adicionar 3.000 millones de pesos

La suspensión de las obras de construcción del hospital de la comuna 6, ubicado entre los barrios La Pradera y Cantaclaro, obedece a un trámite administrativo que es el que permitirá garantizar la adición de más de 3.000 millones de pesos para poder culminar la obra conforme a la normativa vigente. Las obras reiniciarán esta semana, informaron desde la ESE Vidasinú, que es la entidad contratante.

“Llevamos varios meses revisando con el contratista y el interventor de la obra del proyecto que recibimos ya en ejecución y que se realiza con recursos de regalías, resaltando que estos son manejados sin situación de fondo y los pagos son realizados por el nivel central.  Hemos trabajado durante estos meses en identificar los ítems que no quedaron incluidos en la planeación inicial y los ajustes requeridos por los cambios normativos que son necesarios para el funcionamiento y habilitación del hospital”, explicó Doris Spath Portillo, Gerente de la ESE Vidasinú.

Para el proceso, la ESE Vidasinú ha contado con el acompañamiento técnico de la Secretaría de Infraestructura Municipal y el informe del mismo fue socializado con los ediles y líderes de la comuna 6.

LA ALCALDÍA PONDRÁ LOS RECURSOS FALTANTES PARA CULMINAR LA OBRA

El alcalde Carlos Ordosgotia Sanin confirmó que el interés de la administración municipal es que esta obra tan importante para la comuna, que se empezó a ejecutar el año anterior, es “terminarla y entregarla funcional, pues conforme fue planeada y contratada no podría quedar en servicio, por eso, haremos el esfuerzo presupuestal y con recursos propios del municipio, se hará la adición de los recursos que se requieren para ejecutar la obra cumpliendo con los requerimientos técnicos”, explicó el alcalde.

ITEMS ADICIONALES PARA CULMINAR LA OBRA

Desde la Secretaría de Infraestructura se detallaron los ítems que no estaban presupuestados en el diseño inicial del hospital y que deben ser incluidos para que la obra cumpla con la normatividad de salud vigente, para lo cual la interventoría del proyecto hizo un análisis exhaustivo de toda la infraestructura planteada y de cada una de las instalaciones que la comprenden, para corroborar que se cumpla con los requerimientos actuales y actualizaciones de las normas técnicas y hospitalarias que rigen a este tipo de instituciones.

El estudio determinó que es necesario actualizar diseños y por ende agregar nuevas actividades en lo que tiene que ver con la red contraincendios, el sistema eléctrico, el sistema hidrosanitario-pluvial, así como en la arquitectura, con el fin de garantizar que se entregue a la comunidad una obra de calidad.

La gerente de la ESE Vidasinú, Doris Spath Portillo, también indicó que la obra no contempla la dotación del hospital, por lo que también se avanzará en la gestión de los recursos para poder contar con los equipos y elementos necesarios para su funcionamiento.

Es importante mencionar que la obra logró un avance de tan solo el 9.68% avalado por la interventoría y luego fue suspendida debido a la emergencia sanitaria ocasionada por la COVID-19 que llevó a la medida de cuarentena en todo el país.

 “Los vecinos de la comuna 6 pueden estar tranquilos, la obra se terminará de ejecutar con los recursos que se adicionarán del presupuesto del municipio para que esta comuna cuente con un hospital con todas las condiciones para brindar servicios de calidad y una atención en salud humanizada”, concluyó el alcalde.