Coomeva EPS niega traslado a la ciudad de Bucaramanga a médica afectada con COVID-19

Cindy Paola Acosta Díaz, es una de las tantas doctoras que en Colombia padece de COVID-19, su diagnóstico es de neumonía grave, insuficiencia respiratoria aguda e hipoxemia refractaria, por lo cual necesita ser traslada de urgencia a una unidad de cuidados intensivos con disponibilidad de membrana de oxigenación extracorpórea.

La médica que está internada en la clínica IMAT en Montería, está a la espera de que Coomeva EPS, desembolse un anticipo que es necesario para dicho traslado a la Fundación Cardiovascular de Colombia en Bucaramanga, el cual no ha sido efectivo.

Su hermano Juan Carlos Acosta, quien también es médico, precisó que realizaron la solicitud para la remisión hace más de 24 horas, pero no han tenido respuesta positiva de la EPS Coomeva a pesar del estado crítico en que se encuentra su hermana.

“Tenemos la aceptación de la Fundación Cardiovascular en Bucaramanga, se solicitó la remisión y hasta el momento la EPS Coomeva no ha dado la autorización, ni ha facilitado el desembolso de los anticipos que se necesitan para la atención de ella, dado que es un traslado medicalizado en avión”, manifestó el hermano.

La situación es de conocimiento de la Secretaría de Salud de Córdoba y la Personería de Montería, pero el traslado no ha sido posible.

“Desde ayer estamos esperando la respuesta que permita el traslado inmediato a Bucaramanga ya que en cuestión de horas su estado clínico ha empeorado y si no se traslada en el día de hoy o mañana, pues quizás ya sea demasiado tarde”, precisó Acosta.

Cindy Paola Acosta Díaz es médico general, tiene 32 años de edad, y labora en la clínica Materno Infantil Casa del Niño, en Montería.

Hace pocos minutos y ante la negativa de Coomeva EPS, la aseguradora Sura, asumió el caso de la paciente y será quien a partir de ahora se encargue de la gestión del traslado.