Tribunal Superior de Montería se abstuvo de resolver la impugnación presentada por la Supersalud

El Tribunal Superior de Montería, a través de su sala penal se abstuvo de resolver la impugnación presentada por parte de la Superintendencia de Salud, frente a la inconformidad del fallo de tutela del 11 de diciembre del año 2019, el cual ordena la suspensión del proceso de liquidación de la cuestionada EPS.

El fallo fue emitido por el Juzgado Penal del Circuito de Lorica (Córdoba), el cual recientemente, mediante incidente de desacato ordenó el arresto por ocho días del superintendente de Salud, Fabio Aristizábal y el agente liquidador de Emdisalud, Luis Carlos Ochoa.

El tribunal se abstuvo de decidir al considerar que la juez de primera instancia no debió conceder la impugnación sin antes pronunciarse sobre una solicitud de aclaración presentada por la Supersalud, respecto al fallo de tutela que favoreció a Emdisalud.

“Abstenerse de resolver, por ahora, la impugnación concedida por la juez de primera instancia; en su lugar devolver el expediente al Juzgado Penal del Circuito de Lorica, a fin de que se pronuncie sobre la solicitud de aclaración de sentencia presentada por el doctor José Manuel Suárez Delgado, en calidad de asesor de despacho del Superintendente Nacional de Salud, de conformidad con los argumentos expuestos en esta providencia”, se cita en el pronunciamiento conocido por parte del tribunal el pasado 20 de enero.

Por su parte, el Juzgado Penal del Circuito de Lorica, resolvió “negar la solicitud de aclaración presentada por el asesor de la Superintendencia Nacional de Salud con relación al fallo de tutela de fecha del 11 de diciembre de 2019″.

Así las cosas, el expediente de nuevo fue remitido al tribunal para que haya decisión de fondo.