Por poco nueva tragedia por confusión de medicamento

Este eco ocurrió en la capital del departamento de Norte de Santander, donde afortunadamente, la madre de un niño de 2 años evitó una tragedia al notar que le vendieron una droga distinta a la recetada.

Por segunda vez en una semana, una madre denunció la confusión en la compra y posterior entrega en una droguería de albendazol, un purgante, pero en su lugar le vendieron tramadol, un potente analgésico tipo opioide.

Mariela Páez denuncia que se acercó a la droguería de la ciudadela Juan Atalaya, occidente de Cúcuta, para comprar el albendazol para purgar a su hijo de 2 años, pero en lugar, la caja del medicamento tenía en su interior tramadol, el mismo analgésico que causó la muerte de dos niños, de 6 y 10 años, en días pasados.

En su casa y después del caso de la droguería de Cruz Verde donde entregaron por error el medicamento, en lugar del purgante, Mariela Páez revisó con detenimiento el frasco que le iba a dar a su hijo, en ese momento notó que no era lo que había comprado.

“(La droguería) me dijo que no era su culpa, sino del laboratorio, que deben recoger el producto para que lo revisen. Con lo que les ocurrió a los niños en Bogotá, si yo no leo el producto, se lo hubiera dado, eso es muy fuerte para él, es un niño de dos años”, aseguró.

Este es el segundo caso de confusión con los mismos medicamentos implicados, el purgante albendazol y el analgésico tramadol, con el que las autoridades de salud se enfrentan en solamente una semana, luego del caso en Bogotá que provocó la muerte de los pequeños hermanos.