Por el cartel de la educación en Córdoba condenaron a 27 años de prisión a exjueza

El Tribunal Superior de Bogotá condenó a 27 años y 11 meses de prisión a Isabel Loreley Montes Oyola, exjueza civil del circuito de Lorica, por el denominado “Carrusel de la Educación” en Córdoba, en el que decenas de profesores se beneficiaron de pagos irregulares de pensiones sin cumplimiento de requisitos de ley y que sumaron cerca de 80 mil millones de pesos.

El alto tribunal acogió la solicitud de un fiscal de la Dirección Especializada contra la Corrupción, que la encontró responsable de 35 delitos de prevaricato por acción, 9 delitos de cohecho propio y 12 delitos de peculado por apropiación agravado por la cuantía a favor de terceros.

La Fiscalía General de la Nación informó que, la pena impuesta es de 335 meses de prisión, 20 años de inhabilitación al ejercicio de derechos y funciones públicas y una multa de 50.000 SMLMV de multa. La decisión ordena que la exfuncionaria sea recluida en el establecimiento carcelario que disponga el INPEC.

Los hechos investigados ocurrieron entre 2010 y el 2012, y están relacionados con fallos, aparentemente irregulares, en los que el Juzgado Civil del Circuito de Lorica, en cabeza de la hoy condenada, ajustó las pensiones de varios docentes.

En las indagaciones se constató que, para sustentar las peticiones ante el juzgado, fueron presentados poderes falsos y documentos que simulaban resoluciones expedidas por la Secretaría de Educación Departamental de Córdoba que, supuestamente, reconocían las mejoras pensionales a un grupo de empleados del magisterio.

Por estos hechos también fueron condenados en Córdoba, los abogados Álvaro Antonio Narváez Llorente, quien deberá cumplir una pena de 21 años y 6 meses de prisión, Albeiro Ramón Magones Figueroa, 18 años y 7 meses de prisión, mientras que, Jesús Eduardo Magones Rhenals y Ramón Enrique Fuentes Álvarez, deben pagar una pena de 17 años y un mes, condenas que fueron emitas por los delitos de peculado por apropiación agravado y prevaricato por acción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *