Polémica por número de niños muertos en bombardeo en Caquetá

Por medio de un informe Noticias Uno, reveló que en el bombardeo a la disidencia de Gildardo Cucho, en Caquetá, no murieron 8 sino 18 menores de edad.

Habitantes de donde se produjo el ataque relataron que lanzaron dos bombas y que tres menores sobrevivieron al ataque pero que fueron supuestamente perseguidos con perros y drones hasta matarlos.

El noticiero indicó que dos meses después del ataque aún se encuentra restos humanos y munición. “Esa es la cifra que no revela el Estado y, según los habitantes y familias, son 18 niños los muertos”, dijo a ese informativo Idaly Saldaña, habitante de Aguas Claras ll.

Sobre los menores de edad que habrían sido ultimados, los pobladores cuentan que se alcanzaron a escuchar los gritos de auxilio de los niños y que en la zona los están vigilando constantemente con un vehículo no tripulado.

Por su parte las Fuerzas Militares se refirieron a las declaraciones que dieron habitantes de Aguas Claras ll (Caquetá) a Noticias Uno, en las que denunciaron que militares habrían rematado a menores que quedaron heridos en el bombardeo.

En un comunicado de prensa señalaron que “respecto a las informaciones publicadas con relación a la operación adelantada el 29 de agosto en zona rural de San Vicente del Caguán, no se presentaron persecuciones, combates ni acciones que originaran la muerte de presuntos integrantes del grupo armado organizado residual”.


La institución indica en el comunicado que los militares entregaron el material relacionado con la operación a las autoridades competentes e insiste en que fue “una operación legitima, legal y en el marco del Derecho Internacional Humanitario”.