Martín Elías, la muerte que dejó un ‘agujero negro en el vallenato

La muerte de «El Gran» Martín Elias, uno de los jóvenes más exitosos del vallenato en esta época, ha tenido gran ilustración, sin embargo por todo lo que le pasó al heredero musical, más representativo de la dinastía Díaz, el día de su deceso, podemos decir que hace dos años, en aquella Semana Santa, todo estaba pre destinado para su muerte.

Pero hablemos hoy, en el segundo aniversario del trágico accidente en donde perdió la vida Martín Elías, de lo que perdió el género musical de la tierra del Cacique Upar.

Para el 2017 el vallenato estaba viviendo un difícil momento, la muerte de Diomedes Díaz, el 22 de diciembre del 2013 reconocido como el más grande del género, ponía a pensar en quien, de la dinastía o fuera de ella tomaría las banderas.

Silvestre Dangóng, había desistido del vallenato para dedicarse a las fusiones y a pensar más en su carrera en un plano internacional, artistas como, El Churo Días, el Mono Zabaleta, en su momento no les alcanzaba, sin embargo, la carrera de El Terremoto, El Látigo Martín estaba en su mejor momento, sus éxitos, los seguidores y el ambiente musical del momento lo reclamaban.

Fue entonces cuando el 14 de abril de 2017 un agujero negro se posó en el vallenato, pues era Martin Elías quien se encontraba en la cima agradando a jóvenes y adultos, y los artistas que le seguían se perdieron en su momento sin saber el camino.

Parecía que con la muerte de Martín Elías se enteraba el último gran vallenato, para muchos quizás pasó así, pues el joven intérprete recogía en su talento, los dones del carisma y la humildad, dones que hicieron famoso a su padre Diomedes Díaz.

Hoy no sabemos si El Gran Martín Elías iría a representar o escribir la historia del vallenato de estos tiempos, de lo que no cabe duda es que el intérprete se llevó un gran talento y el respeto de un público que reconoció su grandeza.

Martín, que Dios te tenga en la gloria.