Lluvias de verano Vs la navidad

POR: Miguel Ángel Hoyos

«Las lluvias del verano no son frecuentes, son carrizos que reflejan tiempos malos y si viene una de las que me dejaron, reconcilio, por que no si soy valiente»…

Este tema de Hernando Marín y que inmortalizó el Cacique Diomedes Díaz, puede reflejar lo que sucedió esta tarde en Montería, cuando con un sol canicular se desprendió una fuerte LLUVIA DE VERANO.

Y es que esos carrizos que reflejan tiempos malos, quizás hoy le están diciendo a nuestra tierra un adiós a las lluvias y  bienvenida la sequía, aunque esta arrastre verano fuerte, escases de alimento, es lo que las fuertes gotas que cayeron  y llenaron las calles de Montería quisieron significar.

Que se murió una solterona, que se casó una viuda, tantas cosas cuando llueve con el sol ‘pelao’, lo único cierto es que la gente incrédula vio como la lluvia inundó las calles y que la época del barrilete, el perrero, las velas, los tamales, los grados y los sancochos ya llegó.

«Diciembre llegó, con sus ventoleras mujeres y la vida esta que llena el mundo de placeres», no serán las Lluvias de Verano las que maten la alegría de esta última pieza musical.