La historia del perro que compra galletas

Los perros son perspicaces y gozan de una gran intuición y tal vez por este motivo, se los suele usar en diferentes actividades.

Podemos entre ellas hablar de los perros que encuentran minas, perros que ayudan a encontrar gente en alguna catástrofe. Hay otros que sus acciones son menores pero no por eso menos importantes, y este es el caso de este perro negro, muy parecido a un labrador.

Es común ver a los estudiantes acercarle galletas que sacan del bar del campus en demostración de gratitud por sus servicios.

Ahora hablemos de su inteligencia, este animal suele observar cómo los chicos se acercan al bar y toman comida, a cambio de un billete con el que la pagan, y por tal razón él ha adoptado el mismo método.

 Ángela Bernal, encargada del bar, el primer día no podía creer lo que veía y de inmediato se dio cuenta de lo que pasaba y lo que este inteligente animal pretendía: Quería comprar una galleta.

“Su paga es siempre con una hoja”, y “siempre espera su galleta”,afirmó Ángela en una entrevista. Pero ya han intervenido las autoridades del campus, las que le han limitado al perro la ingesta diaria de galletas, por ser nocivas para su salud, y así preservar la vida.

Esta historia trascendió, gracias a la intervención de una maestra que le saco una foto y decidió subirla a las redes sociales. Fue así que no demoró mucho en hacerse viral y ha sorprendido a muchísima gente la que ha comprobado su gran inteligencia.