Indígenas de la etnia zenú de Córdoba presentan sombrero vueltiao del Mundial Rusia 2018

Los sombreros vueltiaos forman parte de la identidad del pueblo colombiano, por eso los colombianos que viven fuera del país, reconocidos políticos y grandes deportistas muchas veces marcan su identidad portando el sombrero fino vueltiao con los colores del tricolor nacional, diseñado por manos y mentes de los nativos aborígenes del resguardo zenú, en los municipios de Tuchín y San Andrés de Sotavento, en el departamento de Córdoba.

‘Sombreros Vueltiao’ es un emprendimiento indígena dedicado a la producción y comercialización de artesanías del Caribe colombiano desde hace 4 años, distribuyendo como pioneros este tipo de productos provenientes de los departamentos de Córdoba, Sucre y Atlántico a nivel nacional e internacional. 

El vocero de los fabricantes de la fina prenda y quien la ha expuesto en al menos una decena de vitrinas internacionales, Reinel Mendoza, explica que la moda empezó a imponerse desde las Eliminatorias del campeonato mundial, pero la exigencia ha sido mayor durante los meses previos al inicio de la copa del mundo Rusia 2018.

Adicional y como parte de la fiesta futbolera de cara al Mundial de Rusia, los indígenas en Tuchín, Córdoba, presentaron sombreros vueltiaos para que los hinchas marquen la diferencia en los estadios rusos y acompañen con tradición a la Selección Colombia. “Nuestros clientes pueden tener una artesanía de esta región del país sin necesidad de viajar para comprarla. No vendemos sólo un producto. Damos cultura de nuestras regiones enmarcadas en el sombrero”, dice la empresa. 

El diseño del sombrero vueltiao con el color de la bandera de Colombia, ha tenido buena acogida, a tal punto que 2 millones de unidades se han enviado a países como Estados Unidos, México y Europa. Este nuevo diseño viene tipo 19 vueltas con un valor de 130 mil pesos y de 21 vueltas con precio de 180 mil pesos, sin embargo, en el exterior el precio se incrementa un poco más

Los artesanos de Tuchín y San Andrés de Sotavento, deben cumplir con un pedido de 600 sombreros que serán exportados directamente a Rusia, para los colombianos que quieren identificarse en las calles y tribunas, al tiempo de apoyar a la Selección.

Los colores, amarillo, azul y rojo los extraen los descendientes zenúes de plantas naturales, de las que conocen muchos secretos, entre ellos, cómo obtener texturas y pigmentos.

Antes de iniciar el Mundial de Rusia Israel Mendoza estará en Washington entre el 4 y el 16 de junio exponiendo la artesanía del resguardo zenú en una feria mundial, sobre todo el nuevo sombrero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *