En Valencia, Córdoba, capturado alias Chitiva o Cali, sicario e integrante del Clan del Golfo

Este sujeto sería el responsable del homicidio de un juez y la desaparición de siete funcionarios del CTI de la Fiscalía en el departamento del Cesar en el año 2000, también de múltiples actos criminales contra de la población civil.

En el desarrollo de operaciones militares, tropas del Ejército Nacional, en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, y en atención a las recomendaciones emitidas por los organismos de control el alerta temprana 026 del 28 de febrero de 2018, en las últimas horas, en zona rural del municipio de Valencia, Córdoba, lograron la captura de alias Chitiva o Cali, reconocido criminal con un alto prontuario delictivo, perteneciente a la subestructura Juan de Dios Úsuga, del Clan del Golfo.

La operación militar se realizó gracias a la información suministrada por la Red de Participación Cívica, cuando se denunció la presencia de este peligroso terrorista en la zona, lugar hasta donde llegaron las tropas del Ejército Nacional y lograron su aprehensión.

Alias Chitiva o Cali, de 52 años de edad, con 30 años en la organización criminal, también perteneció a las extintas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC); es sindicado de participar en la masacre en el corregimiento de Pueblo Bello, en el municipio de Turbo, Antioquia, y las perpetradas en El Salado, en los Montes de María, Sucre, y La Paz, Cesar. Se desempeñaba como escolta de alias la Moña, cabecilla de zona de la Subestructura Juan de Dios Úsuga, del Clan del Golfo.

Este sujeto tenía orden de captura vigente por los delitos de desaparición forzada agravada, homicidio agravado y concierto para delinquir agravado; en su contra cursan diferentes procesos judiciales por la participación en estos hechos criminales.

Con esta acción contundente se logra un impacto estratégico que afecta el liderazgo y capacidad de planeamiento del componente armado criminal focalizado, con lo cual se neutraliza la realización de futuras acciones terroristas a la población civil y la Fuerza Pública.

De esta forma el Ejército Nacional continúa adelantando operaciones militares contundentes contra esta organización terrorista, responsable de las afectaciones contra la población civil y la Fuerza Pública en esta región del país, con flagrantes violaciones a los derechos humanos e infracciones al derecho internacional humanitario.